Las formas de alquilar del pasado
han quedando obsoletas.
Estamos en el siglo XXI.
El alquiler corto, turístico y de temporada
han creado un nuevo mercado
con mucha demanda.
Pero en todas partes hay problemas y
se puede perder dinero.

Para ir con seguridad
hay que estar
bien aconsejado.
¿Quieres que te acompañe con tu proyecto?